TRATAMIENTO DE LA MADERA

Los insectos de la madera son una de las plagas más peligrosas, puesto que son difíciles de detectar a simple vista. hay que conocer muy bien la biología de los insectos xilófagos y los daños que cada uno de ellos provocan, para así poder identificarlos.

Con los insectos de la madera, también resulta difícil saber el alcance de los daños, por tanto, es recomendable ponerse en contacto con una empresa especializada en tratamientos de la madera.

Los insectos de la madera más comunes son las termitas y las carcomas o polillas, y nuestra experiencia nos dice que pueden afectar cualquier tipo de elemento de madera, desde obras de arte, muebles, estructuras de madera…hasta incluso afectar cascos antiguos por completo.

Por tanto, desde Agroteco siempre intentamos enfatizar lo importante que es realizar los tratamientos de la madera lo antes posible para detener el avance de la plaga. Además, también recomendamos que se realicen tratamientos curativos - preventivos, en la medida de lo posible, para evitar futuras plagas.
Las carcomas son larvas que perforan la madera (vigas, muebles, etc.) en la que construye galerías y la dañan, dejando un característico polvo o serrín. Su presencia se reconoce fácilmente ya que, en su última etapa, practican un orificio hasta la superficie de la madera. Aunque la carcoma salga al exterior, deja dentro de la madera huevos que reanudarán el ciclo. Tienen una cierta capacidad de vuelo por lo que no es raro que se pueda ampliar la plaga.

Para poder eliminar esta plaga existen varias soluciones.

Las más habituales son:

• Imprimación: Consiste en aplicar en el interior y exterior de la madera dañada, un insecticida por medio de una brocha. Una vez aplicado el producto, se cubre la madera con un plástico, el cual dificultará la salida del insecticida. De ésta manera el tratamiento sea más efectivo. éste método no es recomendable para maderas gruesas, ya que sólo penetra 1 o 2 mm en la madera.

• Inyección de Anticarcoma:
Se utiliza para aquella madera que no ha sido muy atacada por la carcoma y se trata de inyectar por lo agujeros que realizan, este producto y después taponarlos.

• Shock térmico: Se trata de inyectar golpes de calor a la pieza o, por el contrario, congelarla al vacío para matar de frío a la carcoma.

Estos tratamientos solamente hacen efecto a la carcoma en su etapa de madurez, dejando intactos los huevos. Por otra parte, estos tratamientos también se pueden usar de forma preventiva para evitar la aparición de estos parásitos.


Las termitas son insectos que se parecen a las hormigas y que se alimentan de la celulosa que tiene la madera.

Existen dos tipos de termitas:

Termita subterránea (Reticulitermes spp.): Se trata de termitas que viven en madera muerta, es decir, en la madera de troncos de árboles caídos pero también lo puede hacer en la madera de edificios.

En cuanto a su aspecto, las termitas obreras de esta especie (mayoritarias en el termitero) son de color blanquecino, muy claras, ciegas y de un tamaño aproximado de 5 mm. Las termitas soldado son de color más oscuro, marrones y doblan en tamaño a las obreras. Las termitas aladas son muy oscuras, casi negras y de unos 10 mm de tamaño.

Termita de la madera húmeda (Kalotermes flavicollis): Éstas necesitan un alto grado de humedad en la madera, ya que de no ser así, mueren. Los nidos los hace en la propia madera y son muy pequeñas, por lo que es muy difícil verlas. Son de color amarillento y por sus excrementos (una especie de arenilla que expulsan a través de orificios en la madera) se puede confundir con la carcoma.

Para saber si las termitas están acabando con la madera, existen una serie de señales que nos pueden ayudar, como son:

• Cuando la madera suena a hueco.
• Cuando un rodapiés o el marco de la puerta se rompe al apoyarnos en él.
• Si las puertas o ventanas no cierran como deberían.
• La presencia de los túneles de barro que hacen cuando quieren salir a la luz porque no encuentran madera.
• Una salida masiva de termitas denominada enjambrazón.
Los insectos de la madera son una de las plagas más peligrosas, puesto que son difíciles de detectar a simple vista. hay que conocer muy bien la biología de los insectos xilófagos y los daños que cada uno de ellos provocan, para así poder identificarlos.

Con los insectos de la madera, también resulta difícil saber el alcance de los daños, por tanto, es recomendable ponerse en contacto con una empresa especializada en tratamientos de la madera.

Los insectos de la madera más comunes son las termitas y las carcomas o polillas, y nuestra experiencia nos dice que pueden afectar cualquier tipo de elemento de madera, desde obras de arte, muebles, estructuras de madera…hasta incluso afectar cascos antiguos por completo.

Por tanto, desde Biosam siempre intentamos enfatizar lo importante que es realizar los tratamientos de la madera lo antes posible para detener el avance de la plaga. Además, también recomendamos que se realicen tratamientos curativos - preventivos, en la medida de lo posible, para evitar futuras plagas.

TRATAMIENTO DE LA MADERA

Las carcomas son larvas que perforan la madera (vigas, muebles, etc.) en la que construye galerías y la dañan, dejando un característico polvo o serrín. Su presencia se reconoce fácilmente ya que, en su última etapa, practican un orificio hasta la superficie de la madera. Aunque la carcoma salga al exterior, deja dentro de la madera huevos que reanudarán el ciclo. Tienen una cierta capacidad de vuelo por lo que no es raro que se pueda ampliar la plaga.

Para poder eliminar esta plaga existen varias soluciones.

Las más habituales son:

•Imprimación: Consiste en aplicar en el interior y exterior de la madera dañada, un insecticida por medio de una brocha. Una vez aplicado el producto, se cubre la madera con un plástico, el cual dificultará la salida del insecticida. De ésta manera el tratamiento sea más efectivo. éste método no es recomendable para maderas gruesas, ya que sólo penetra 1 o 2 mm en la madera.

•Inyección de Anticarcoma: Se utiliza para aquella madera que no ha sido muy atacada por la carcoma y se trata de inyectar por lo agujeros que realizan, este producto y después taponarlos.

•Shock térmico: Se trata de inyectar golpes de calor a la pieza o, por el contrario, congelarla al vacío para matar de frío a la carcoma.

Estos tratamientos solamente hacen efecto a la carcoma en su etapa de madurez, dejando intactos los huevos. Por otra parte, estos tratamientos también se pueden usar de forma preventiva para evitar la aparición de estos parásitos.


Las termitas son insectos que se parecen a las hormigas y que se alimentan de la celulosa que tiene la madera.

Existen dos tipos de termitas:

Termita subterránea (Reticulitermes spp.): Se trata de termitas que viven en madera muerta, es decir, en la madera de troncos de árboles caídos pero también lo puede hacer en la madera de edificios.

En cuanto a su aspecto, las termitas obreras de esta especie (mayoritarias en el termitero) son de color blanquecino, muy claras, ciegas y de un tamaño aproximado de 5 mm. Las termitas soldado son de color más oscuro, marrones y doblan en tamaño a las obreras. Las termitas aladas son muy oscuras, casi negras y de unos 10 mm de tamaño.

Termita de la madera húmeda (Kalotermes flavicollis): Éstas necesitan un alto grado de humedad en la madera, ya que de no ser así, mueren. Los nidos los hace en la propia madera y son muy pequeñas, por lo que es muy difícil verlas. Son de color amarillento y por sus excrementos (una especie de arenilla que expulsan a través de orificios en la madera) se puede confundir con la carcoma.

Para saber si las termitas están acabando con la madera, existen una serie de señales que nos pueden ayudar, como son:

• Cuando la madera suena a hueco.
• Cuando un rodapiés o el marco de la puerta se rompe al apoyarnos en él.
• Si las puertas o ventanas no cierran como deberían.
• La presencia de los túneles de barro que hacen cuando quieren salir a la luz porque no encuentran madera.
• Una salida masiva de termitas denominada enjambrazón.
¿En qué podemos ayudarle?
¿En qué podemos ayudarle?
Carretera de la Paz, 33
14100.- La Carlota (Córdoba)
DÓNDE ESTAMOS:
TELÉFONO:
(+34) 957 300 308
E-MAIL:
2016.- Web creada por Local Marketing España
info@agroteco.es
Carretera de la Paz, 33
14100.- La Carlota (Córdoba)
SOLICITA UNA INSPECCIÓN EN TU HOGAR O NEGOCIO EN EL 927-424-294
SOLICITA UNA INSPECCIÓN EN TU HOGAR O NEGOCIO EN EL 957 300 308
SOLICITA UNA INSPECCIÓN EN TU HOGAR O NEGOCIO EN EL 957 300 308
 
957 300 308
637 409 370

2016.- Web creada por Local Marketing España
DIRECCIÓN:
Carretera de la Paz, 33
14100.- La Carlota (Córdoba)
TELÉFONOS:
E-MAIL:
info@agroteco.es
(+34) 957 300 308
SERVICIOS:

(+34) 637 409 370